Alejandra Martí: “Sin una alianza público privada las instituciones culturales se irán directo al cementerio”.

Escrito por ChilenaUp

25/04/2019

El arte va evolucionando en formatos y contextos, en canales y medios, pero lo esencial de esta forma de expresión nunca va a cambiar. ¿De qué manera se pueden marcar nuevas rutas en el mundo del arte en Chile?, ¿Estamos viviendo un momento de cambios en el desarrollo cultural?, ¿Los medios digitales son una herramienta de pivote para la difusión cultural? Alejandra Martí, Directora Ejecutiva de Ópera Latinoamérica, nos hablará un poco de esto.

Partamos esta conversación mencionando que Ópera Latinoamérica (OLA) es una organización sin fines de lucro que agrupa teatros de ópera iberoamericanos cuya misión es difundir y promover el arte lírico en la región. Creada el año 2007 en Chile está integrada por instituciones de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Perú y Uruguay

En el mundo en general la revolución de las comunicaciones, y sobre todo la tecnología, han marcado un camino ascendente para una multiplicidad de plataformas; prensa, publicidad, música, cine (por nombrar algunas), lo cual repercute en las audiencias de cada nicho.

¿Qué opinas del aporte del sector privado a la cultura en Chile?

En Chile, y en Latinoamérica en general, no hay cultura de filantropía y no es una novedad. Lo que existe es un aporte de privados a proyectos culturales, vía sus propias fundaciones o financiando proyectos específicos de terceros. En el caso de los proyectos, estos son servicios que las instituciones venden a las empresas. Lo que no es una verdadera donación o filantropía ya que para desarrollar esos servicios las instituciones tienen gastos que ejecutar.

Creo que, desde el sector cultural, con el apoyo del Ministerio de la Cultura, hay que hacer un trabajo de restituir confianzas. Hay una falta de información y conocimiento de lo que la cultura puede ayudar al mundo empresarial, por ejemplo, en la formación de las personas para que sean sean más creativos y tengan habilidades de trabajo en equipo. Recuerdo en trabajos anteriores cuando iba a levantar recursos en empresas, la primera pregunta que te hacía el Jefe de Marketing era: ¿Cuál es el costo de contacto? Luego cuando estudié mi MBA uno de mis compañeros comentaba que la máxima de una empresa era la rentabilidad de las utilidades para el accionista. Yo creo que hay una generación completa que fue educada bajo esos criterios, pero las que vienen piensan distinto, lo que nos da esperanza. Están consientes de la necesidad de tener empresas vinculadas a la comunidad de una manera real, sincera, y no utilitaria. Conscientes de la necesidad de una economía circular, de una responsabilidad social, y de aportar parte de sus utilidades.

En un país como Chile, donde tenemos personas dentro de los rankings de los más millonarios del mundo, es increíble ver, por ejemplo, que el aporte de privados que recibe el mismo Municipal de Santiago sea ¡solo de 2 millones de dólares!

Sin una alianza o público privada nuestras instituciones se irán directo al cementerio. No hay posibilidad de levantar proyectos o sostener instituciones culturales sin un aporte económico de privados porque con lo que aporta el Estado ya no es suficiente.

¿Cómo ves la llegada de nuevos medios y canales a la difusión cultural en Chile?

Creo que lo que está sucediendo con la cultura también está pasando en muchos otros sectores. Por un lado, ha habido una proliferación de medios digitales, lo que abre puertas a una mayor comunicación en plataformas no tradicionales. Muchos de estos nuevos medios responden a necesidades específicas de grupos y nichos, y da solución al exceso de información. Hay tanto donde informarte que mejor elijes un medio de tu gusto que cure la información.

Por otro lado, abre la oportunidad a las organizaciones de convertirse en primera fuente y llegar directo su público, sin intermediación de los medios. Esto se puede hacer desde las vocerías de cada institcuíón, las que muchas veces son de forma espontánea, y otros forman parte de la estrategia digital. Las instituciones pueden tener gracias a internet su propio medio de comuniación a través de su página web. En el caso nuestro, la web de OLA se está transformando en un portal de comunicaciones de lo que sucede en los 35 miembros de iberoaméica, y ya tenemos miles de visitantes que entran directo a nuestra web todas las semanas en busca de información.

Siguiendo esta misma línea ¿crees que la difusión cultural debe mantener un carácter tradicionalista, o también están obligadas a evolucionar con los formatos?

La evolución de los formatos la empezamos a vivir especialmente con la llegada del iPhone el año 2007. Desde ese momento la comunicación digital tuvo más sentido, ya que la gente, al poder ver contenidos audiovisuales y poder leer desde cualquier lugar de la ciudad, en su trayecto a casa, en su cama, en el metro, bus, avión, etc, la forma de entregar esos contenidos tuvo que cambiar. Es decir, el tiempo en que la persona se informa en profundidad sigue existiendo. No tengo cifras, pero me animo a decir que sigue. Pero lo que se incluyó fue consumo de contenidos digitales reducidos en tiempo, a los que las organziaciones teníamos que responder. Micro formatos, videos, post, etc obligaron a comunicar en “corto”.

La fortaleza del mundo cultural radica en su contenido. Imagen, audiovisual y sonido, las cuales le son propias, es lo que genera permanentemente. Por eso, los medios digitales les son atractivos y naturales.

¿Crees que estamos viviendo tiempos de cambio en el desarrollo cultural?
Creo que estamos viviendo un cambio de paradigma debido a una transformación digital que está calando de forma profunda. Que está cambiando desde las bases, nuestra cultura, la manera de relacionarnos y ampliando las posibilidades del ser humano. La inteligencia artificial, la robotización de cierto tipo de empleos, la impresión 3D, la bioingeniería y muchas otras innovaciones llegaron para instalarse. Nos queda ahora decidir de qué manera serán usadas, para lo cual entran a la discusión criterios éticos y decisiones políticas. La ciencia está al servicio del ser humano, pero depende de él qué uso se le quiere dar.

Tal como lo anuncia, Yuval Noah Harari, no podemos llegar a pensar cómo será el mundo que vivirán nuestros hijos porque no se regirá por las leyes de lo que vivimos nosotros. Ni la religión, ni la política, ni el capitalismo o social democracia serán los temas que discutiremos.

Actualmente eres la Directora Ejecutiva de Ópera Latinoamérica (OLA). ¿Nos podrías decir brevemente en que consiste esta agrupación de teatros, y en qué etapa de desarrollo se encuentran como cuerpo articulador a nivel continental?

OLA se creó el año 2007 por un conjunto de teatros a nivel regional. En ese momento, la voluntad de unirse era fomentar la circulación y coproducción como ya lo hacían las redes europeas y americana. Con el paso del tiempo empezaron a surgir nuevos desafíos, ya que a nivel internacional ha habido una baja de las subvenciones estatales, una mayor competencia tanto por parte del cine, los conciertos masivos, internet etc. Lo que ha hecho que la necesidad de compartir buenas prácticas sea clave.

El año 2017 la Asociación se independizó y se formó una administración de la cual yo estoy a cargo. Desde esa fecha hemos pasado de 16 miembros activos a 35 en 12 países. El rol de asociación en un nivel gremial internacional está jugando un papel escencial. Hemos estado trabajando con los Ministerios de Cultura para en conjunto levantar información interesante que ayude a defender nuestro trabajo y su real aporte a la sociedad. Es decir, aporte enconómico (% del PIB), cantidad de empleos que generamos, posicionamiento a nivel internacional, entre otras. Como es el caso del Teatro Colón de Buenos Aires, que le aporta a su ciudad un valor que es intangible pero sabido por todos.

El trabajo con los gobiernos es relevante para poder hacer puentes que generen información y del sector que no existe. Sin datos, no se construyen políticas públicas. Yo te diría que ese es el principal desafío de esta etapa de OLA: mapear el sector a nivel continental.

 

Hay también otros aportes que son interesantes de levantar y que tienen que ver con el rol del arte en la sociedad y que se da por medio de la exposición a los espectadores y audiencias. Es el aporte hacia formar seres humanos más creativos. Si además, expones a los niños en etapas temptadas de formación, formas personas que cuando adultos, tendrán mejores capacidades de trabajo en equipo, creatividad, etc. Todo lo que hoy se busca para el capital humano en las empresas.

 

Por favor deja una invitación a las lectoras de ChilenaUp para que sigan las carteleras nacionales y donde pueden informarse de las actividades de OLA.

Invito a todas las lectoras de este medio a introducir la cultura como un hábito más en sus vidas y la de sus familias. Que ir a un museo, leer un libro, escuchar música o ir a concierto, pase a ser parte integral de las vidas y no solo una recreación pasajera.

Si tienen hijos, aún mejor. Que los lleven al teatro. Encontarán un espacio de conexión con ellos en un ambiente entretenido y cercano.

Sobre Ópera Latinoamérica (OLA)
Ópera Latinoamérica OLA, es una organización sin fines de lucro que agrupa teatros de ópera iberoamericanos cuya misión es difundir y promover el arte lírico en la región. Creada en 2007 en Chile, está integrada por instituciones de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Perú y Uruguay, que cada año se reúnen para trazar nuevos énfasis y objetivos. La presidencia la encabeza el Teatro Colón de Buenos Aires, y su directorio lo forman el Teatro Solís de Montevideo, Theatro Municipal de Sao Paulo, Instituto de Bellas Artes de México, Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, y el Teatro Real de Madrid.

Comparte este artículo

0 comentarios

Te invitamos a ver nuestras entrevistas de IGTV en

Tu emprendimiento en vivo

por @chilenaup.cl

Tendencias

Tres claves para controlar tu Pyme en tiempos de incertidumbre

Tres claves para controlar tu Pyme en tiempos de incertidumbre

Cada día en Chile se crean 365 nuevas pymes, según indica un informe de Radar Pyme de RedCapital, de las cuales el 61% sobrevive más de tres años. Te contamos algunos tips vitales para potenciar tu Pyme y lograr su supervivencia. Actualmente existen más de 900 mil...

Artículos relacionados